Qué esconde la fotografía más representativa del hambre en África: El buitre
Imagen Ilustrativa

Qué esconde la fotografía más representativa del hambre en África: El buitre

El ‘buitre’ es sin duda la fotografía más icónica y representativa del hambre en África, y la culpable de remover las conciencias occidentales ante esta gran tragedia.

Kevin Carter nació en Sudáfrica en 1960, y a los 23 años empezó a trabajar como fotógrafo deportivo en un periódico local. En 1961, al estallar las revueltas raciales de 1984, fichó por otro periódico y comenzó a documentar los desmanes y asesinatos del apartheid.

Carter tenía una misión: fotografiar todo lo que sucedía en África del Sur en la crisis de hambruna más grave de su historia.

En el año 1993 viajó al sur de Sudán con el propósito de fotografiar y denunciar la hambruna y la guerra que sufría el país.  Allí tomó la fotografía por la que se hizo famoso y por la que ganó el premio Pulitzer. En la fotografía aparece un niño sudanés moribundo, acechado por un buitre. La opinión pública entendió la foto como una alegoría de lo que sucedía en SudánEl niño desnutrido era el problema del hambre y la pobreza, el buitre era el capitalismo y Carter era la indiferencia del resto de la sociedad.

Fue su fotografía más exitosa pero lo llevó a una depresión de la que nunca pudo salir. La gente no podía comprender como se sentó a esperar, y la sociedad lo juzgó duramente. Quienes lo acusaban de ser “el verdadero buitre de la fotografía” y de haberse aprovechado de aquel niño al que no ayudó.

Al recibir el premio, Carter dijo: «Es la foto más importante de mi carrera, pero no estoy orgulloso de ella, no quiero ni verla, la odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado al niño», meses después, con 33 años, se suicidó al no soportar el acoso, la presión pública que percibía y la muerte de su mejor amigo y compañero Ken Oosterbroek, quien murió mientras cubría un tiroteo en Tokoza, Johannesburgo.

Su nota de suicidio decía así:

“Estoy deprimido […] sin teléfono […] dinero para el alquiler […] dinero para la manutención de mis hijos […] dinero para las deudas […] ¡¡¡dinero!!! […] Estoy atormentado por los recuerdos vívidos de los asesinatos y los cadáveres y la ira y el dolor […] del morir del hambre o los niños heridos, de los locos del gatillo fácil, a menudo de la policía, de los asesinos verdugos […] He ido a unirme con Ken, si tengo suerte.”

El niño se llamaba Kong Nyong y no murió, 18 años después, un equipo de periodistas viajó al lugar y logró constatar que el pequeño sobrevivió a la hambruna, pero perdió la vida en 2007 a consecuencia de una fiebre palúdica, una enfermedad producida por la picadura de un mosquito de terrenos pantanosos.

A pesar de que Carter fue tachado de ser un desalmado, fue determinante para salvar y cambiar la situación de África en la década de los 90, por tal motivo era merecedor del Pulitzer, pero no de toda esa crítica.

Fuente: fotografialahistoriaoculta.weebly.com, lavozdelmuro.net

NOTA RELACIONADA

Adolfo Ríos busca hacer un 'Cuauhtémoc Blanco' y se postulará para Alcalde

Adolfo Ríos busca hacer un ‘Cuauhtémoc Blanco’ y se postulará para Alcalde

Adolfo Ríos buscará emular a su excompañero Cuauhtémoc Blanco y tratará de ser Alcalde en …

%d bloggers like this: