Kaspersky afirma que Microsoft da una ventaja injusta a Windows Defender
Imagen Ilustrativa

Kaspersky afirma que Microsoft da una ventaja injusta a Windows Defender

Hace unos años conocí a Kim Kokkonen, un programador que hacía bibliotecas de apoyo para los programas en Turbo Pascal, que en este entonces estaba muy de moda y que tenía un ambiente de desarrollo muy amigable, además de que mucha gente escribía rutinas para el mismo. Kokkonen no era la excepción y sus estupendas herramientas y bibliotecas de Turbo Pascal nos hacían la vida más simple en muchos sentidos.

Sin embargo, Kokkonen y su empresa Object Professional tenía un problema: hacía bibliotecas que eventualmente la propia gente de Borland hacía y que incluía en las siguientes versiones de Turbo Pascal. Así entonces ¿cómo competir contra la propia empresa que hace el sistema al cual se le apoya? Hasta donde sé, Kokkonen regresó a sus labores académicas.

Pues ahora Kaspersky Labs ha decidido quejarse por algo similar y el objetivo es precisamente Microsoft, la empresa que hace el sistema operativo más vendido del mundo y en el que Kaspersky escribe programas antivirus. Y aunque en mi opinión los virus son cosa del pasado, es evidente que las empresas que siguen en este mercado buscan que los usuarios sigan comprando sus productos para estar seguros y así evitar el malware o los últimos virus, los “ransomware”, sí, aquellos que te piden rescate por tus datos cifrados.

Microsoft tiene su Windows Defender, su propio sistema antivirus que viene en Windows por omisión. Para todo aquel externo a Microsoft, el que la gente decida comprar un antivirus externo significaría que el que trae el sistema operativo no trabaja correctamente, pero esto no ocurre. Pero para colmo, si usted actualiza su sistema a Windows 10, el antivirus de Kaspersky Labs se deshabilitará mientras que Windows Defender se habilitará.

Pero si esto fuese poco, Microsoft hace que la competencia de su sistema antivirus no pueda entrar a Windows 10 pues solamente le dio 10 días para hacer software compatible para su novísima versión del sistema operativo. E incluso en estos términos, Windows Defender se mantendría como el programa habilitado por omisión.

Así, si Windows Defender se deshabilitara (y estuviese corriendo otro software antivirus), se mostraría una advertencia, en donde se le pediría al usuario que quitara ese software y volviese a habilitar el Windows Defender. Eugene Kaspersky dice: “Bueno, viene de Microsoft, la gente que hace el sistema operativo. Debe ser una buena medida. No creo que haya ningún daño por hacer esto”, dice.

Pero Kaspersky tiene más quejas. Indica que Microsoft ha limitado a las compañías antivirus a advertir a sus usuarios que sus licencias están por expirar. Microsoft solamente permite advertencias en el Windows Security Center, que normalmente los usuarios ni siquiera leer. Si la licencia expira, entonces Windows Defender pasa a ser el antivirus activo, y los demás deshabilitados simplemente porque sus licencias expiraron y los usuarios no pudieron ser bien informados de ello.

Obviamente, “quien es dueño del balón pone las reglas”, pero Microsoft parece haberse excedido. Kaspersky dice, por ejemplo, que Microsoft ha limitado el número de programas antivirus que un usuario puede tener en el sistema. Una aplicación antivirus es permitida, normalmente, a excepción de Windows Defender, que de pronto volverá a pedir se deshabiliten otras opciones antivirus de otros fabricantes. Esto, de acuerdo con Kaspersky, no es beneficioso para el usuario.

“Defender no da la mejor experiencia y de hecho tiene un bajo promedio en el mercado”, dice Kaspersky en un artículo de su blog titulado: “¡Ok, ya tuve demasiado!”. De acuerdo con el CEO de Kaspersky Labs “la tendencia es clara. Microsoft está apretando gradualmente a los desarrolladores independientes fuera del ecosistema de Windows si la empresa de Redmond tiene una aplicación propia para ello”.

Kaspersky decidió por ello tomar acciones: “Hemos tomado la decisión de ir a las instancias oficiales en varios países (incluyendo Unión Europea y Rusia), con la petición de que se obligue a Microsoft a cesar su violación de la legislación anti-competencia, y de quitar las consecuencias de dicha violación”. Otros fabricantes de antivirus también están descontentos -de acuerdo con Kaspersky. Sin embargo, solamente ellos han decidido hacer algo ante esta situación que sin duda los afecta.

Kaspersky advierte que no solamente las compañías de seguridad deberían preocuparse por las tácticas de negocios de Microsoft, sino que bajo estos mismos criterios, otros desarrolladores de software bien podrían tener las mismas problemáticas que ellos ya están viviendo. Por ello Kaspersky llama a todos los desarrolladores independientes a “formar un frente unido y luchar juntos”.

Fuente: Unocero

NOTA RELACIONADA

Líder sindical afirma que Trump infló cifra de empleos salvados en Carrier

Líder sindical afirma que Trump infló cifra de empleos salvados en Carrier

El presidente del Local 1999 del gremio United Steelworkers, Chuck Jones, dedicó gran parte a …

%d bloggers like this: